Autor: Ciudad Huerto

CRÓNICA SEGUNDA RUTA SENDAS(O)CULTAS: ENTRE HUERTOS ANDA LA BIODIVERSIDAD

El sábado 7 de marzo exploramos la segunda ruta de #sendas(o)cultas. El objetivo de este paseo era encontrar un corredor «eco-social» que conectase 4 de los huertos urbanos del distrito de Fuencarral (El huerto de la AAVV del barrio de Begoña, el huerto sin nombre, el huerto de Tres Olivos y Huerkarral) a través de un itinerario verde.

Enfocamos el paseo como un ejercicio de observación e inventario de las especies hortícolas, arbóreas, arbustivas y adventicias que nos fuésemos encontrando por el camino.

Emprendimos esta senda desde el metro de Begoña con un itinerario más o menos marcado, pero la curiosidad de los paseantes junto a la cantidad de estímulos verdes que nos íbamos encontrando en la ruta, nos hizo desviarnos ligeramente del camino marcado, lo que nos permitió descubrir un archipiélago de zonas verdes desconocidas.

Antes de iniciar la ruta ya nos desviamos. Tres agronautas aterrizaron antes de tiempo en el barrio de Begoña y pusieron rumbo a los espacios interbloques de los alrededores de la calle Isidro Fernández, donde se encontraron con estos jardines vecinales.

Saliendo a la calle San Modesto, el grupo de Argonautas se topço con una imagen versallesca. Estaba claro que por este barrio no le iban a dar muchas oportunidades a la flora espontánea en sus jardines. Habían optado por una intervención más académica en sus espacios verdes.

Ya en el huerto de Begoña nos juntamos todos los argonautas, algunos aborígenes del distrito como Edel y Juan, y el resto de la tripulación con pocas horas de vuelo en el barrio.

Aquí hablamos con varios habitantes de los espacios interbloques y descubrimos que el diseñó de los jardines que brotaban de las fachadas de los edificios eran obra de cada comunidad de vecinos. El cuidado y mantenimiento corría a cargo de dos jardineros contratados.

Desde los bancales de Begoña pusimos rumbo al huerto sin nombre, situado en la esquina de Llano Castellano con Herrera Oria, pero tomamdo un camino distinto al programado. Edel, vecina del barrio, nos comentó que había surgido un nuevo huerto hace un año en las proximidades de la vía del tren, a la salida del puente que conecta la calle Antonio Robles con Francisco Sancho. Así que dejamos a Edel como Sherpa, que nos introdujo por los jardines de la calle Virgen de Aránzazu antes de llegar al huerto oculto.

Atravesamos el túnel de la Renfe y aparecimos en el huerto situado en la esquina de la calle Manuel Tovar con Antonio Robles. Allí, tras la verja que delimitaba el huerto, nos encontramos con Mariano.

Tras intercambiar unas palabras desde el otro lado de la valla del solar nos invitó a pasar. Nos contó que ese trozo de descampado se lo había cedido de palabra la Junta del Distrito ante la petición de algunos vecinos de transformarlo en un pequeño huerto urbano.

Mariano también participa con otros vecinos en el Huerto sin nombre, Era lógico que al preguntarle si ya tenía nombre nos dijese que no. Le preguntamos si el huerto era comunitario. Nos contestó que era un huerto privado en el que participaban 10 personas. Nos chocó esta definición y la situación «administrativa» Un huerto privado sobre un solar público cedido de palabra por la Junta.

Hemos de decir que Mariano y los pobladores de este huerto ( el día de la visita solo estaba Mariano) no se oponen a que entren nuevas personas, pero nos preguntaba Mariano: » Y quién va a querer pasar a coger la azada y cavar en este terreno donde no hay ni una sombra».

Sea privado, público o mixto, es un placer como la iniciativa vecinal recupera espacios degradados para sanar la ciudad, ayudándola a respirar en un ejercicio de acupuntura urbana.

Saliendo del huerto de Mariano, nos dirigimos al huerto sin nombre atravesando el polígono industrial por la calle Labastida. En el parterre arbolado de la calle divisamos ajetes silvestres y un manto de flora amarilla que nos conducía al nuevo punto de destino.

En el huerto sin nombre nos encontramos con Paqui, José y Satur en pleno almuerzo. Nos contaron que la titularidad del solar es de un banco. Empezaron ocupando y más tarde un grupo de vecinos se reunieron con la entidad bancaria para que les dejasen cultivar el solar mientras permanecía sin uso. Inopinadamente les dieron permiso, y hasta ahora.

Paqui, de origen asturiano y con cultura rural, ejerce de catalizadora, dinamizadora y animadora del huerto. El huerto es una maravilla, tiene un toque caótico que lo hace muy atractivo. Cada hortelano cultiva su parcela según sus gustos alimenticios y su sentido de la estética, lo que le dota de una gran hortodiversidad.

Desde el Huerto sin nombre cambiamos de escenario. Perdimos de vista los jardines vecinales y comestibles para adentrarnos en la potencialidad de los descampados,en concreto los de la futura operación Chamartín. Una pena que la administración los haya imaginado como asentamiento de torres gigantescas, nosotros los recorrimos soñando como un gran corredor verde por el que respirase el distrito.

Hemos de reconocer que en Ciudad Huerto somos unos amantes de los descampados. Son el refugio de la vegetación más outsider de la ciudad, la flora espontánea que la jardinería más tradicional intenta eliminarla de sus espacios, pero que en estos lugares crecen con todo su esplendor, mostrándonos toda la biodiversidad que podría potenciarse si aplicásemos otros modelos de mantenimiento a las zonas verdes de nuestras calles y barrios.

Los decampados también permiten otros usos impensables en los parques o zonas de juego más tradicionales. Un ejemplo, ya citado en otras entradas del blog, es la zona de bmx que unos adolescentes del barrio, con ayuda de una sola pala, comenzaron a construir a principios de febrero. En un guiño al esfuerzo de estos chavales, nos hicimos una foto desde el boxer del circuito

Tomando nota de la vegetación espontánea que flanqueaba nuestro camino y tras sorprendernos por la visión de un vivero abandonado a la vereda de la calle Cristo de la Vera Cruz, llegamos al huerto de Tres Olvos

Rubén nos contó el modelo de autogestión del huerto, que contaba con 16 bancales, cada uno de ellos asignados a 2 personas. También disponen de bancales y zonas comunes que mantienen entre todos.

El huerto está conectado con los colegios del barrio, que acuden de vez en cuando a realizar algún taller, y con el área de medio ambiente del ayuntamiento pmooviendo distintas actividades a lo largo del año.

La ruta se nos alargó en el tiempo más de lo previsto, por lo que ante la llamada de los jugos gástricas de los paseantes decidimos parar a avituallarnos en un bar del barrio. No conseguimos llegar a Huerkarral, por lo que tendremos que conectarnos con él en nuestra próxima vista al barrio.

¿Y el inventario de flora del corredor ecosocial?

Estamos en ello, volcaremos la información en mapas y la compartiremos.

CRÓNICA PRIMERA RUTA SENDAS(o)CULTAS

El pasado 22 de Febrero comenzamos las rutas a pie por el distrito de Fuencarral con el objetivo de ir conociiendo a los colectivos y entidades vecinales del barrio e ir inventariando las buenas prácticas ambientales, sociales, culturales y educativas que nos encontremos en nuestras derivas.

El primer paseo lo hicimos con Amparo Olabarría, vecina y mediadora en el proyecto #FuencarralExperimenta promovido por Medialab-prado hace ya casi tres años en el centro social autogestionado de Playa Gata. Nos acompañaron Rosi, vecina del barrio que impulsó una proyecto para recuperar la copla en el barrio, Mariano de Carpinteros sin fronteras y el equipo de Ciudad Huerto.

Durante la ruta visitamos playa Gata, los proyectos de Fuencarral Experimenta que quedaron en el centro social y proximidades, e hicimos un recorrido por lugares del Pueblo de Fuencarral.

En playa Gata conocimos los siguientes proyectos:

Huertos inclusivos: Bancales en altura adaptados para personas con dificultad de movilidad. Como nota afectiva, el proyecto sirvió para que una persona del barrio que llevaba sin salir de su casa durante bastante tiempo año por bajo ánimo, volviese a recuperar las ganas de relacionarse. Ahora es la persona que lo mantiene.Vídeo explicativo

Libros libres, libres activos: Una librería  de acceso libre e intercambio de libros sobre las rejas de la entrada al centro playa Gata. Hubo otro prototipo en una antigua cabina de teléfono que se retiró, y vimos otro prototipo en el huerto de Begoña. Es un proyecto impulsado por Jesús Vidal, vecino activo del barrio y agrourbanita del huerto comunitario de Huerkarral. Vídeo explicativo

Accesibilidad marquesina: Consistía en pintar sobre el arcén donde paran los autobuses un cuadrado amarillo que indicase exactamente donde debía pararse para permitir el acceso de personas con silla de rueda. Ya no existe por temas de normativa, ordenanza, …Vídeo marquesina

Como material de apoyo, Amparo nos dio un librito resultado de otro proyecto, “Latidos de playa Gata” que trabajaba sobre el concepto de periferia y los recuerdos de los vecinos. Como resultado también se maperaon los lugares que más gustaban y disgustaban a los participantes del taller.

Dentro de Playa Gata también vimos dos jardines que nos llaman la atención; un jardín zen y otro de adventicias cercado por una valla en una pradera de césped.

A la salida de Playa Gata se fueron revelando otros hallazgos:

Huerto sin nombre: Lo vemos más exhuberante que la última vez que lo visitamos con Ciudad Huerto en 2017. Volveremos a visitarlo y hablar con sus hortelanos en la ruta por huertos urbanos del 7 de marzo.l

Centro de Salud: Está formado por unas especies de barracones. Dentro del recinto hay 2 jardines interesantes. El del centro y el de una parroquia que está al lado del centro salud. Los vecinos reivindican un nuevo centro de salud con más recursos y se quejan del estado de abandono.

Iniciativas Jardinería vecinal: Vemos varios alcorques ajardinados muy cuidados por vecin@s en la calle Herrera Oria y durante todo ell recorrido.

Plaza tubilla: Cerca del huerto sin nombre. Vemos la intervención con instalación de juegos infantiles y un mural de un artista Taquen.

Descampados tras plaza tubilla: Nos sorprende la vegetación hermosa y caótica de un descampado con una palmera y almendro en un recinto vallado.

Antiguo cuartel Guardia Civil: Nos encontramos en las proximidades de los descampados de la Operación Chamartín con un edificio de ladrillo tapiado, en desuso, que fue cuartel de la Guardia Civil. Estéticamente nos parece muy potente. ¿Podría recuperar un uso cultural para el barrio?.

El edificio que corta la antigua carretera N-1 (donde la Avda Llano Castellano se convierte en C/ Nuestra Señora de Valverde): Pasamos por un punto caótico urbanístico. Un borde de un edificio corta la acera y se mete en la calzada. El peatón se convierte en vehículo para poder continuar el paso por la acera. Lo bordeamos porque queremos seguir descubriendo.

Descampado Futura? Operación Chamartín-zona ermita: Nos asomamos a esta zona de descampado. Está mucho más colorida que la última visita. Los frutales y almendros han florecido, también ha brotado mucha vegetación espontánea. Vemos a los chavales que conocimos hace un mes en estos descampados. Han ampliado su circuito de bmx. Qué grandes.

Casa privada con patio: Es una construcción situada en la vieja carretera N-1 que atraviesa el pueblo de Fuencarral. Nos cuenta Amparo que una reivindicación de los vecinos es visitarla. Sólo se abre para eventos privados y rodajes de películas. ¿Podríamos pedir permiso para visitarla? Es una pregunta que nos hacemos.

Aún nos queda mucho por descubrir antes de plantear una senda oculta con intervenciones artísticas y vecinales que nos ayuden a visibilizar las potencialidades de algunos de los barrios del distrito y poner nuestro granito de arena para impulsar pequeños o grandes cambios de mejora.

SENDAS (0)CULTAS

Sendas (o)cultas es un proyecto de investigación desde la práctica a través de distintas disciplinas artísticas y educativas que aportan una mirada crítica y reflexiva a la desconexión que mantenemos con la naturaleza urbana de nuestros entornos.

El proyecto cuenta con una subvención del área de Gobierno, Cultura y Transporte delAyuntamiento de Madrid para la ayuda a proyectos que impulsen el desarrollo de iniciativas destinadas a estimular la creación artística, la investigación y el pensamiento contemporáneao, su libre expresión y diversidad, así como su difusión y acercamiento a la ciudadanía

Sendas (O)cultas nace con la idea de poder replicar la metodología en diversos barrios de Madrid. Para la elaboración de la primera senda hemos elegido el distrito de Fuencarral, en concreto un franja de terrenos entre los descampados de la futura operación Chamartín y el antiguo poblado de Fuencarral.

¿Cómo vamos a desbrozar estas sendas ocultas?

El Objetivo  de Sendas Ocultas es inventariar las buenas prácticas ambientales, sociales, artísticas, educativas que se dan en los barrios ( huertos, lugares de reunión, centros autogestionados, jardines comunitarios, descampados, acciones vecinales, etc…), recopilarlas en una caja de herramientas ( mapas, archivos sonoros u otros formatos) y aprovechar esos aprendizajes para aplicarlos en espacios olvidados del barrio ( desde el punto de vista social, ambiental, urbanístico, etc..).

En la primera Fase de mapeo y reconocimiento del ecosistema vamos a pedir a agentes que consideramos claves o inspiradores en el barrio que nos guíen por un itinerario personal o temático.

Lo recorremos a pie de calle y también estudiaremos la información que tengamos sobre ellos. Lo haremos de forma colectiva. Contactaremos con vecinos y vecinas o colectivos que habiten esos corredores o los conozcan y podamos hacer estos recorridos con su presencia. Trabajaremos la investigación desde lo físico y lo digital, desde lo pluridiscilplinar, mapeando la naturaleza urbana, pero también proyectos culturales o paisajes humanos

Creemos firmemente que las soluciones a los grandes problemas de la ciudad se encontrarán analizando con cuidado el tejido emergente de la propia ciudad. Por esta razón la segunda fase del proyecto «Extracción de caja de herramientas» será identificar y traducir los aprendizajes que extraigamos del mapeo de las sendas (o) cultas en formatos que permitan aprender. Los nuevos corredores ecológicos que vamos a identificar esconden un número elevado de inteligencias (especies endémicas, innovaciones ciudadanas, ecosistemas urbanos) y es parte del proyecto poder identificarlas para hacerlas útil a una escala urbana. Utilizaremos para ello algunos de los siguientes formatos de extracción de aprendizajes posibles: Mapas digitales, catálogos, archivos sonoros o manuales.

La Tercera fase será la de interferencias culturales y artísticas. Para reflexionar sobre las sendas (o)cultas también necesitaremos otra forma de mirar, de escuchar y de tocar. Vamos a invitar a artistas, a botánicos, a zahoríes de la cultura urbana, para que nos ayuden a encontrar y visibilizar los caminos hacia una ciudad más amable y respetuosa con sus entornos: Buscar aguas ocultas, descubrir la procedencia de la flora de nuestro barrio a través de la música, componer una partitura sonora con los sonidos de los pobladores beneficiosos de nuestro entorno que han ido desapareciendo,…serán algunas de las acciones inspiradoras que realizaremos sobre el territorio a estudiar.

Tras esta etapa inspiradora catalogaremos los PONC ( puntos de olvido naturcultural) que, sin duda, habremos descubierto en los distintos itinerarios temáticos. Con los aprendizajes recopilados en la caja de herramientas propondremos acciones en los PONC, ejecutando al menos una acción colectiva, evitando fórmulas preconcebidas o lugares comunes.

¿Y cuándo vamos a hacer todo esto?

Sendas Ocultas es un proyecto en construcción que estará abierto a las sugerencias y aportaciones de todos los agentes implicados. A falta de concretar las fechas de las rutas de mapeo y acciones artśitcias, nos planteamos el siguiente cronograma:

– Fase de Rutas y mapeo: Febrero-marzo de 2020
– Extracción de aprendizajes: Abril 2020
-Interferencias culturales y artísticas: mayo-julio 2020
-Selección de PONC: septiembre-octubre 2020
-Actuación en PONC: noviembre-dciembre 2020

En unas semanas fijaremos las fechas de las primeras rutas guiadas, permaneced atentos a nuestro blog y redes sociales:

Facebook: @ciudadyhuerto
Instagram: @ciudadhuerto

TALLERES DE COMPOSTAJE COMUNITARIO

Durante los meses de noviembre y diciembre,impartiremos 11 talleres ( 9 de compostaje, 1 de mobiliario y 1 de mediación y resolución de conflictos ) repartidos por colegios de la red de huertos escolares del Ayuntamiento de Madrid y por los huertos urbanos comunitarios de la Rehdmad.

Los talleres son gratuitos y abiertos a todas las personas, vecindad, asociaciones de barrio, huerteros, profesores, miembros de ampas, etc… que estén interesadas en aprender los parámetros a controlar para elaborar un compost de calidad, la fauna asociada al proceso de compostaje, qué alimentos podemos echar en la compostadora y cuáles no son recomendables, cuáles son los materiales que permiten mantener unas buenas condiciones de aireación dentro del compostador, todo lo que siempre quisiste saber sobre el compost pero nunca te atreviste a preguntar.

En el taller de mobiliario aprenderemos a construir una compostadora a partir de palets y maderas reutilizadas. compartiendo los planos que nos permitirán diseñar la compostera en nuestro colegio o huerto urbano vecinal.

Por último, en el taller de mediación abordaremos estrategias para solucionar los conflictos inherentes a cualquier grupo humano que interacciona en un huerto urbano o escolar.

Ya se han impartido 2 talleres de compostaje. Estos son los lugares y las fechas en los que se impartirán los restantes. Elegid el que os venga mejor por horario o situación y escribid un mail a hola@ciudad-huerto.org si queréis acudir como público asistente.

Fechas talleres Compostajes para profesorado y Ampas

Martes 27 Noviembre / 17:00 h

Huerto de educación ambiental del retiro.: El taller se impartirá en la sala adjunta al punto de información del centro.

Jueves 13 de diciembre / 14:00 h

CEIP Gloria Fuertes ( Orcasitas): Calle Censo, 3

Son talleres enfocados a la comunidad escolar de un huerto ( profesores, ampa, alumnado ), pero pueden asistir cualquier persona interesada, profesores de otros centos, vecinos,…

Fechas talleres Compostaje Comunitario

Domingo 2 de diciembre / 11:00 h

Huerto de Chamberí: Parque Enrique Herreros ( C/ Bravo murillo, 49 )

Miércoles 12 de diciembre: 16:00 h

Huerto Alameda de Osuna ( Callejón de Vicálvaro, 12). El taller se impartirá en el CEIP Zaragoza, situado en la calle Manuel Aguilar Muñoz, 1.

Sábado 15 de diciembre: 12:00 h.

Huerto de las 40 fanegas. Calle Puerto Rico, 56

Domingo 16 de diciembre / 11:30

Huerto de Vicálvaro: Junto a la plaza de Alonso

Lunes 17 de diciembre / 18:00 h

Espacio social La Salamandra: Calle Encomienda de Palacios, 52., Sala 6

Taller de Mobiliario hortelano

Sábado 1 de diciembre/ 11:30 h

Huerto de las Vías ( Arganzuela ): calle Santa María la Real de Nieva, 9

Taller de Mediación y Resolución de Conflictos

Sábado 15 de diciembre / 11:30 h

Huerto Siglo XXI: calle Ramón Areces, 6

FESTIVAL MANZANA EXPERIENCE TOUR

Ciudad Huerto, , (última modif. ) Por Ciudad Huerto

El fin de curso llega a Ciudad Huerto y es la hora del Taller de Culturizarte 2017 y de celebrar. Por eso el próximo Viernes 26 de Mayo, a las 19 horas en La Huerta de Matadero, tendrá lugar el auténtico e inigualable MANZANA EXPERIENCE TOUR.

Para aprender a convertir los huertos urbanos en auténticos centros culturales al aire libre, hemos querido organizar un festival en el que poner en juego muchas de las prácticas culturales que encontramos en los huertos urbanos. Gastronomía, música, cine, pedagogía y soberanía alimentaria entre bancales.

Os pasamos el programa completo en primicia:
19:00 – CIUDAD HUERTO
Presentación de la jornada, evaluación de curso y entrega de Badges!
19:30 – MADRID AGROECOLÓGICO (Aida)
Taller de Soberanía Alimentaria
20:00 – FUNDACIÓN GARAJE
Buscando Fortuna, concierto de raperos adolescentes
20:30 – COCINA DE GUERRILLA FOOD SOUND SYSTEM
Taller de cocina Guerrillera: Manzanas 5.0
21:20 – HUMUS FILM FESTIVAL
Cine & Huertos. Proyección de cortometrajes ganadores.

Os esperamos!

Taller de Mantenimiento y Cuidados

En mayo fue el turno del taller mantenimiento y cuidados. La parte teórica tuvo lugar un jueves por la tarde en el huerto del Retiro, la parte práctica un sábado por la mañana en el huerto urbano comunitario de Alameda de Osuna.

Luciano Labajos, jardinero y educador ambiental del Retiro, nos sorprendió en la primera parte de este itinerario para mimar a los huertos durante todo el año.

«¡Cuidado con Luciano», podría haber sido el nombre del taller.

«Voy a pasar del powerpoint», ese fue su grito de rebeldía que impregnó a los talleristas, sólo así se explica que entra las tareas de mantenimiento de un huerto surgiesen «los cuidados personales del grupo».

Nos dividió en grupos de 5 personas y nos invitó a enumerar las que pensábamos eran las tareas de mantenimiento y cuidados más importantes.

mantenimiento3

De las tareas que se enumeraron en el taller, nos quedamos con una clasificación muy Ciudad-Huerto que salió de un grupo de trabajo (hay que contar toda la verdad, metimos un infiltrado del colectivo en él).

En vez de dividir las tareas por estaciones del año, este grupo lo hizo por categorías, en las que se mezclaban mantenimientos y cuidados hortícolas con sus mantenimientos y cuidados personales.

mantenimiento

Tres fueron las categorías detectadas:

– Enriquecimiento: Aquí cabían tareas como la asamblea o abonar

– Cuidados: Desde acolchar a abrir o cerra el huerto

– Reparación: Desde reparar bancales a los cuidados personales

mantenimiento4

Y ahí lo dejamos. ¡Cuidado con Luciano en su próximo taller hortícola!

Relato Píldora «Silvestres Comestibles»

Relatos de los talleres (última modif. ) Por Ciudad Huerto

IMG_2202-web

Apasionante y pormenorizada introducción de Luciano, educador-druida del CIEA Retiro, al amplio (unas 500 en la Península) y proceloso mundo de las hierbas silvestres comestibles, transitando por imágenes y nombres vernáculos que hacían, con su recio sabor, las delicias de nuestros mayores-ancestros-antepasados y pueden seguir haciéndolo en los paladares de los urbanitas, pues además la mayoría son susceptibles de cultivarse sin apenas esfuerzos ni especiales requerimientos: pamplinas, collejas, mastuerzos, ortigas, mostazas, malvas, bledos, acederas, cerrajas, berros, borrajas, verdolagas… pueden alegrar y enriquecer -más aún- nuestros ya de por sí biodiversos huertos urbanos.

IMG_2208-web

Algunas pautas muy claras que compartió el gran druida:

– No llevarnos a la boca nada que no sepamos a ciencia cierta cómo se llama (¡toma claro!).

– Para ello, sirven tanto libros como «Alimentos silvestres de Madrid» de J. Tardío, H. Pascual y R. Morales, como la asesoría de personas con tradición y experiencia recolectora, como Ara, del Valle del Tiétar, que acudió a la sesión y mostró-compartió un buen manojo de hierbas recién recogidas.

– Como norma, es mejor comer las hojas o brotes jóvenes, que las hojas grandes o viejas, que suelen acumular sustancias indeseables como oxalatos y metales pesados.

– Aunque los nombres vulgares, comunes o vernáculos están llenos de sentido y raíces (Colleja, por ejemplo), lo suyo es ir familiarizándose y manejarse con los nombre científicos o «latinajos» (Silene vulgaris, siguiendo con el ejemplo).

IMG_2207-web

Al final, después de salir al Huerto Retiro y reconocer in situ muchas de ellas, se oyó a algunos orates corear el chascarrillo verbenero «Lo llaman mala hierba y no lo es, lo llaman mala hierba y no lo es, oé, oé, oé (bis), lo llaman mala hierba y no lo es». En fin, no era por nada de lo ingerido, pues se probaron muchas; estos de Ciudad-Huerto es que son así.

Presentación Silvestres Comestibles

LA CRÓNICA DEL TALLER DE INSECTOS POLINIZADORES

Relatos de los talleres (última modif. ) Por Ciudad Huerto

Zzzzzz, Zzzzzzzeeee, Zzzzzzeeeebaaaaa, Zeeba.

Zeeba, nombre de Diosa. Nuestra diosa polinizadora de Ciudad Huerto.

Así nos introducía en el mundo de los insectos en su propuesta de borrador del taller de polinizadores en los huertos urbanos que nos pasó hace un mes:

«Imagínate de rodillas sacando hierbas del suelo en un día de huerto como cualquier otro, mirar hacia arriba y ver como las brassicas y los romeros se elevan por encima como árboles. ¿Has pensado alguna vez cómo sería nuestro huerto si tuviéramos el tamaño de una hormiga? ¿Si fuéramos mariposas, gusanillos, una mariquita o una oruga?

Tal vez los arbustos parecerían como un bosque de rascacielos. Los plantones de acelgas serían como la jungla (mientras que), las piedras que utilizamos para marcar zonas serían como una sierra de montañas y los caminos entre los bancales como el desierto del Sahara».

¿Engancha verdad? Pues así fueron los dos talleres que Zeeba impartió para Ciudad Huerto. Adictivos.

El primero fue en el Huerto del Retiro. Aprovechando el buen tiempo nos sentamos en los bancos de madera, frente a uno de los hoteles de insectos del huerto.

26544488621_7cc52a8eee_o

Su acento inglés me transportó a otros paisajes : «Yo tenía una granja en África…»

El zumbido de una abeja de la miel me despertó del ensimismamiento. El vuelo de un abejorro carpintero me ubicó en el espacio. Me vi rodeado de talleristas ávidos por encontrar las moscas polinizadoras, las avispas papeleras, el abejorro bombus, ….

Yo me comporté como una abeja solitaria. Me dirigí a las borrajas y las brassicas, imanes de polinizadores, para bañarme en sus néctares.

Tras el homenaje me escapé hacia el huerto de Esta es una plaza. Estuve dos días volando entre los romeros de sus bancales hasta que fui capturada el sábado 9 de abril por uno de los talleristas.

26007165983_e1c0f750a1_o

Le guardo un enorme rencor, pues no me dio tiempo a aparearme. Aún así, pido como último deseo que le sea concedido un badge por la pericia que mostró al capturarme con una bolsa de plástico.

Dejo aquí las imágenes de mis alegres días como abeja solitaria en el Retiro y Esta es una plaza.

26544526681_195f22c324_o

Taller de riego

Relatos de los talleres (última modif. ) Por Ciudad Huerto

IMG-20160218-WA0001[1]

En un huerto urbano comunitario de Madrid se acaba de instalar todo el sistema de riego. Lo ha puesto una sola persona, la señora Juliana, en un tiempo record: un total de 10 minutos para una extensión de 800 m2 cultivables, más de 2.000 metros lineales de tuberías, infinidad de empalmes, tres rollos de teflón y un programador made in Taiwan. El secreto: La señora Juliana fue al taller de riego impartido en el Centro de Educación Ambiental del Retiro por los maestros Talma Alba y Luciano Labajos.

El equipo de Ciudad-Huerto ha tenido la oportunidad de charlar con la señora Juliana, para intercambiar impresiones sobre el desarrollo del taller.

– Buenos días señora Juliana. Vemos que ha instalado usted sola el riego del huerto sin ayuda de nadie ¿Tan provechoso le fue el taller?

– Pues, mire usted hijo, si le tengo que decir la verdad me pareció mu apañado el curso. Yo no tenía ni idea de esto cuando me fui para allá… Nos enseñaron a hacer un cálculo de las necesidades de riego y de materiales para nuestro terruño… Pero si quiere que le diga la verdad me faltó algua cosa en el tema de los cálculos. Y se lo digo yo que tengo 87 años para cumplir 88. La chica aquella… ¿cómo se llamaba?

– Talma

– Eso, Salma… Pues la Selma se veía que sabía mucho, y nos hizo calcular la presión del agua, el caudal inicial, el caudal del tubo, el caudal del Mar Caspio en años lluviosos, el Canal de Isabel II, el índice de variación de la velocidad del agua por el movimiento de traslación de la Tierra… Todo eso muy bien… Pero se dejó de lado cosas tan importantes para el cálculo del agua como el índice del efecto inverso de la conductividad del agua cuando va cargada de iones negativos o el variante de la pérdida de presión provocada por las auroras boreales en los años bisiestos. Y sin estas dos variantes el caudal resultante para cada hidrozona puede variar entre 0,005 y 0,00006 mm3 de agua por metro cuadrado en cada bancal…

– ¿Y es para tanto?

– Claro que sí hijo, ahí está la diferencia entre tener un sistema de riego muy-bien o tenerlo como el mío. Pero tengo que decir que muy maja la chica ésta, Telma, o como se llame. Me gustó mucho saber que hay que ahorrar agua, porque fíjese usted la cantidad de agua que gastan los murcianos con el trasvase del Tajo-Segura y lo que se podría no gastar… Si mi Mariano levantara la cabeza, que habría hecho 93 años para Los Santos… El pobre mío que sólo se lavaba los jueves que caían en días pares para ahorrar…

– ¿Y qué destacaría del curso?

– Muy bien todo. Muy maja la Alma y el Luciano… uy, el Luciano. Qué hombretón, qué prestancia, qué pico, qué planta más buena… y qué saber más sabio. La cantidad de cacharros y cachivaches que nos enseñó: que si es descompresor nuclear para altas presiones, que si el desobturador a pilas para riegos provechosos, que si la tubería autocompensada para cultivos descompensados… ¡un genio, un pro-hombre de la horticultura!

– ¿Y la clase práctica, cómo la valoraría?

– Mu bien todo, ya se lo he dicho. Mu majos los compañeros de clase. Agachándose para poner un cacho tubo, para cortarlo aquí y empalmar allá… mu, pero que mu entretenío. Tanto, que me voy todos los días al Retiro y les monto un riego todos los días. Los chicos de allí ya me han dicho que están hasta las narices de mí. Pero yo les digo que no se enfaden, que es que estoy mal del riego y creo que esto me puede ayudar.

– ¿Alguna cosa más a destacar?

– Sí hijo. Que es usted mu majo también y que tengo todavía una hija por casar. Mire a ver si viene más a menudo y se la presento, que es mu apañá, como su madre, y que igual le pone un riego por goteo que le hace unos garbanzos con callos que están para relamerese.

20160211_162712[1]

IMG-20160218-WA0000[1]

20160211_180314[1]

20160211_173059[1]

20160211_162614[1]

IMG-20160218-WA0006[1]

IMG-20160218-WA0004[1]

IMG-20160218-WA0005[1]

IMG-20160218-WA0006[1]

IMG-20160218-WA0007[1]

I FESTIVAL DE CORTOS HUERTA-CIUDAD: EL HUMUS FILM FESTIVAL

Relatos de los talleres, (última modif. ) Por Ciudad Huerto

3,2,1…Acción.

Desde hoy ya podéis participar en el Humus Film Festival, el primer Festival de Cortos sobre la temática Huerta y Ciudad que con la colaboración de la Rehdmad y el apoyo de La Casa Encendida, se celebrará en Madrid, el 15 de abril.

En los últimos años han brotado en las ciudades otras nuevas zonas verdes desde donde impulsar cambios en nuestras urbes: Los huertos .

Estos espacios se han convertido en laboratorios urbanos, pero sobre todo, en lugares donde los ciudadanos desarrollan todo su potencial creativo.

Un festival de cortos para mostrar agrohistorias se nos antojaba una forma lúdica y atractiva para descubrir la creatividad que está enraizando en los huertos de nuestras ciudades.

El festival pretende dar cabida a todas las miradas que quieran acercarse a mostrar la agricultura urbana tanto desde una perspectiva amateur como más profesional; desde visiones más surrealistas o poéticas, a escenarios más cómicos o de realismo..

Tendréis un tiempo máximo de 3 minutos y medio para contar vuestras historias ( participéis o no en huertos ), que podréis encuadrar dentro de estas tres categorías:

– Fantástica: Es la categoría para vuestras historias de ciencia-ficción, de terror, de animación, futuristas. El espacio para contar cosas que vosotros no creeríais, atacar naves en llamas más allá de Orión… o no.

– Corto de Autor: Esta es vuestra categoría, filmakers. Aquí recogeremos los cortos con miradas más personales que hablen de la relación huerta-ciudad: El proceso de nacimiento de un huerto; las miradas más poéticas sobre estos entornos; las más surrealistas, las más sociales…

– Comedia: Aquí caben todos los cortos que tengan la risa, la ironía, el humor como protagonismo. No os vamos a pedir ser Woody Allen, pero tampoco os pongáis en plan Chiquito.

Las bases del concurso junto con la ficha de inscripción podéis descargarlas en estos links:

Bases festival cortos

Ficha inscripción

El festival admite cortos no inéditos ( ya grabados, incluso que se hayan presentado a otros festivales), siempre y cuando encajen en la temática y se ajusten a la duración marcada en las bases del concurso.

Si alguna de las personas que hayan acudido a cualquier taller de Ciudad-Huerto manda un corto al Festival y nos lo comunica vía email, recibirá automáticamente el badge del taller Culturizarte.

Esta unidad tendrá lugar en mayo. Aprovecharemos ese taller para proyectar en un huerto al aire libre los cortos de nuestros talleristas.

Filmad, filmad, malditos