Categoría: Investigación

COMPOST ON THE ROAD II: COMPOSTECE, QUE NO ES POCO

Durante cinco días, dos intrépidos ciudad-huerteros han hecho 2.000 kilómetros en busca de los proyectos más innovadores en materia de compostaje doméstico y comunitario. Madrid, Navarra, País Vasco, Galicia y Valladolid han sido los destinos compostadores. Cinco días sin casi dormir ni comer, pero llenos de conocimientos, vivencias y sabidurías locales.

El Boalo-Cerceda-Mataelpino es una anomalía en el panorama de la gestión madrileña de los residuos. Su Alcalde, Javier, apostó por el compostaje comunitario como forma de gestionar parte de los residuos orgánicos del municipio. Y ha conseguido poner a su pueblo en el mapa, entrelazando proyectos ambientales.

Compostaje con estiércol caprino
Avicompostaje junto a colegio infantil

Si alguien no se cree que en la Comunidad de Madrid hay municipios en los que se hace compostaje descentralizado, que venga a El Boalo y pregunte.

Llegas a Pamplona un 13 julio y hay tres cosas que te sorprenden sobremanera. El fresquito que hace, la cancelación de los sanfermines y, ante todo, sus puntos de compostaje comunitario. En plena calle, muy coquetos, con todo detalle para hacer la vida más fácil a quienes los utilizan para desechar su materia orgánica del día a día.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es nodocompostajedomesticopamplona-468x264.jpg
Nodo de compostaje comunitario en huerto urbano

Sales de Pamplona y ya todo es verdor y ruralidad. Si en la capital, hacen compost, en el valle de Atez, a unos 20 km al norte, le van a la zaga. Compostaje doméstico para quien quiera hacer compost en su casa; compostaje comunitario para el resto. En la localidad de Egillor, Beatriz hace compost del bueno junto a sus seis burritos y su gran mastín.

Si alguien tenía dudas de si en una capital mediana y en su entorno se puede hacer compostaje doméstico y comunitario, que venga para acá y pregunte por la Mancomunidad de Pamplona.

En las proximidades de Vitoria/Gasteiz hay un concejo llamado Elburgo/Burgelu que desde 2005 se metió en el lío de compostar los residuos orgánicos del municipio. Y ya llevan 15 años. Nati apostó por ello como Alcaldesa comprometida con el bienestar de su pueblo. Hodei se encarga de dinamizar el proyecto. Los frentes son varios: compostaje doméstico, comunitario, avicompostero y recogida y triturado de la fracción orgánica de jardinería pública y privada.

Acreditación vivienda que hace compostaje doméstico

Si alguien tenía dudas de si en una pequeña población cercana a una capital se puede hacer compostaje doméstico y comunitario, que venga para acá y pregunte en el Ayuntamiento de Elburgo.

En el resto de Navarra, además de Pamplona y su área de influencia, la que tienen montada con el compostaje descentralizado es de órdago a la grande. Oskar lleva cuatro lustros desarrollando proyectos de concienciación e implantación de compostaje, aquí y allí, en centros escolares, en municipios, en mancomunidades y allá donde sea. De ganas e ilusión va sobrado.

Aprendiendo de Oscar, qué profesional, mjuy profesional!

Para muestra de lo que están haciendo nos mandan para Bera de Bidasoa. Allí nos encontramos con Txomin y sus casetas en las que hacen compostaje comunitario en la comarca. La han liado buena. En zonas apartadas la materia orgánica solo se gestiona con compostaje comunitario y en zonas más pobladas es un importante complemento al resto de la gestión.

Con Txomin en Bera

Si alguien tenía dudas de si en una comunidad autónoma se puede promover, fomentar y asentar el compostaje doméstico y comunitario, que venga para Navarra y vea.

Si hay un municipio conocido por su gestión de residuos ese es Hernani. Desde hace años mostraron la valentía, el compromiso y la determinación que pocos municipios tienen para hacer una gestión integral y eficiente de sus residuos. A pesar de los palos puestos en la rueda, siguen siendo un referente en el sistema de recogida Puerta a Puerta y, como no, en el compostaje comunitario. Olatz y Jone saben que, a pesar de a quién le pese, este modelo de gestión funciona y en ello trabajan.

Con Olaz, técnica del Ayuntamiento de Hernani
Sistema puerta a puerta de recogida de residuos orgánicos domésticos

Si alguien tenía dudas de si en una ciudad pequeña puede funcionar el compostaje comunitario y el sistema de recogida puerta a puerta, que venga para Hernani y lo compruebe con sus ojos.

La provincia de Pontevedra no solo es famosa por su marisco y sus rías. También lo es por apuesta decidida por el compostaje descentralizado. Centenares de compostadoras comunitarias están dispuestas por toda su capital y en todos sus concellos. Carlos conoce a la perfección los intríngulis del proceso de compostaje y los beneficios del compostaje descentralizado. Muchos no creyeron en ello, pero los resultados y los números cantan por sí solos.

Carlos ha colocado nodos de compostaje comunitario en lugares que no imaginaríais, en pleno centro urbano. Y no pasa nada.
Nodo de compostaje comunitario

Si alguien tenía dudas de si en toda una provincia, con su capital, puede funcionar el compostaje comunitario, que venga para Pontevedra y pregunte en la Diputación que allí les van a informar bien.

Adega, Amigos de la Tierra, GEA y Vermican vienen gestionando proyectos de compostaje descentralizado desde hace años. Cada uno aplicando la manera que creen más conveniente pero los cuatro confluyendo en los principios de que no hay mejor residuo que el que no se produce; que los residuos orgánicos son un recurso; y que el compost es el oro negro que necesitan nuestros suelos.

Con Mariá Fernández de Adega en Pontevedra
Con María de Amigos de la Tierra en Ourense
Con Davidr de Vemican junto una compostera de Berna
Con Marieta de GEA en el patio de su casa, junto a su huerto

Si alguien tenía dudas de si el compostaje descentralizado es un sistema válido para el tratamiento de los residuos municipales, que pregunte a María F, María D, Marieta y David, que tienen experiencia, datos y argumentos de todos los colores, pero sobre todo, determinación e ilusión.

Y después de 2000 kilómetros, una huella ecológica poco honrosa, horas de conversaciones sobre compostaje comunitario y cientos de minutos de grabaciones, se terminó esta tournet para conocer las novedades y las realidades del compostaje descentralizado. Ya sale el sol para el compostaje, ya era hora.

-¿Y no fuisteis a la playa?

-Sí, pero para seguir investigando en el i+d del compostaje marino. Nos lo cuenta el director de «Compost on the road», Raúl Urquiaga.

Llamada a investigadores/as. Curadoría de investigaciones huertanas

Investigación (última modif. ) Por Ciudad Huerto

Ciudad Huerto hace una llamada a investigadores/as y estudiantes que estén interesados en los huertos urbanos para invitarles a incorporarse al proyecto. Sabemos que los huertos urbanos, lo mismo que otras iniciativas y proyectos ciudadanos que intervienen en la ciudad, han proliferado en los últimos tiempos y han suscitado un interés creciente entre investigadores académicos. Disciplinas como la sociología, antropología, geografía, educación, arquitectura… entre otras, están cada vez más interesadas en investigar los ejercicios de creatividad ciudadana e invención urbana que se desarrollan en esos lugares donde la ciudad reverdece. Desde Ciudad-Huerto queremos tomar parte en ese ejercicio destinado a alumbrar preguntas sobre la ciudad, nuestro cuerpo y la emergencia de nuevas ecologías en la ciudad.

Ciudad Huerto (y Ciudad Escuela) nacen como una infraestructura destinada a los aprendizajes urbanos, un proyecto que tiene como objetivo intervenir en la ciudad al mismo tiempo que intenta producir conocimiento sobre ella. El proyecto es también un ejercicio heterodoxo de investigación que incorpora tanto a investigadores vinculados a instituciones académicas como investigadores/as para-académicos, no vinculados a las instituciones convencionales de investigación. El badge (módulo de aprendizaje) ‘Investigación en mo(b)imiento’ señala explícitamente la pregunta por cómo podemos investigar en la ciudad contemporánea. Más información sobre los proyectos de Ciudad Escuela y Ciudad Huerto.

Un objetivo del proyecto es explorar lo que podría ser una infraestructura híbrida para la investigación común. La hibridación se entiende aquí como la reformulación de las dicotomía convencional que se establece entre investigador/investigado, ya sea entre etnógrafo/informante o entrevistador/entrevistado. Una infraestructura híbrida sería por lo tanto aquella que contribuye a construir contextos de investigación compartida. De la misma manera que los huertos, y otras iniciativas urbanas, reinventan la manera de practicar la ciudad, ¿por qué no seguir su estela y repensar nuestras formas de investigación?

Nuestra intención ayudar a jóvenes investigadores y estudiantes a explorar las condiciones para una colaboración que les permita a ellos y a nosotros experimentar con los modos de producción de conocimiento hibridando conocimientos académicos y para-académicos. Nuestra intención es innovar en la metodología de investigación y explorar formas tentativas de lo que llamamos ‘colaboraciones experimentales’ (más sobre ello aquí: http://xcol.org). Estas serían formas de producción de conocimiento que intervienen de manera intensa en los mundos sociales que pretenden conocer mediante la construcción de contextos para la producción conjunta de conocimiento.

Invitamos a estudiantes de carrera que deseen hacer trabajos de asignaturas, trabajos de final de grado (TFG) o trabajos de fin de máster (TFM) a participar en Ciudad Huerto. El contexto de ese trabajo está por diseñar pero implicará un cierto acompañamiento y cuidado de esas investigaciones (más aquí), la construcción de contextos de investigación en común. En cierta manera, Ciudad Huerto aspira a ser una infraestructura común de investigación. Este trabajo de curadoría será acompañado por miembros de Ciudad Huerto que se encuentran involucrados actualmente en la Red de Huertos Urbanos Comunitarios de Madrid (Rehd Mad!). Aquellos/as interesados/as pueden escribir a hola@ciudad-huerto.org.